Transformación Digital

Es la integración de tecnología digital en todas las áreas de una empresa, permitiendo el cambio en la forma en la que se opera brindando valor a los clientes. Esto también provoca un cambio cultural que requiere que las empresas desafíen su status quo, experimentando nuevas posibilidades.

La transformación digital puede, e incluso debe, implicar una reestructuración de los procesos y estrategias, repensando cómo aprovecharse de la tecnología digital. Es decir, para ser parte de la transformación digital, requerimos de una evaluación interna y una posterior reinvención de las áreas dentro de la empresa. 

¿Cómo pueden los datos impulsar la transformación digital?

El internet de las cosas (IoT, “Internet of Things”) ha hecho posible que tengamos casas, fábricas e incluso, ciudades inteligentes. La inteligencia artificial y el machine learning permiten enfoques predictivos para la toma de decisiones e impulsan el conocimiento de nuevos negocios. Y atención, esta transformación no sería posible sin los datos. Estos son los habilitadores de nuevas tecnologías y soluciones. No obstante, la gran preocupación ahora es la calidad de los datos de los que dependen las soluciones y decisiones. Muchas empresas entienden que el uso de la big data permitirá un avance impresionante, pero no saben aún cómo obtener, generar, recopilar y finalmente, utilizar datos homologados y estructurados.  Los datos por sí solos no son el diferenciador, los datos de calidad son el diferenciador crítico que impulsará el desarrollo de tecnologías que constituirán información de calidad. 

Los datos optimizan los canales de venta

Llegar a nuevos clientes es un factor clave en la adopción de la digitalización. Los datos son clave para entender a los clientes y sus preferencias. Los datos estructurados ayudan a las empresas a generar información sobre sus clientes, en función de sus compras anteriores y transacciones históricas.

Los datos impulsan la innovación y los ingresos

Otra clave para la implementación de la digitalización, es la innovación de productos. La transformación digital permite a las empresas crear productos que los clientes desean. Los datos sobre cuándo, cómo, dónde y por qué se utilizan brindan a los ingenieros de productos, diseñadores y fabricantes, información sobre cómo mejorar e innovar sus producto

Además, los datos ayudan a las empresas a descubrir y capturar nuevas oportunidades. La información permite predecir las tendencias, desde los patrones de gasto de los consumidores hasta las tendencias macroeconómicas, permitiendo a las empresas agrupar sus recursos y colocarse en la mejor posición para ser los primeros en moverse en los mercados emergentes y futuros.

Los datos mejoran la eficiencia

A medida que el panorama empresarial se vuelve cada vez más competitivo, cada vez son más las empresas que no pueden permitirse las ineficiencias que le cuestan tiempo y dinero. Impulsada por los datos, la transformación digital permite a las empresas, mejorar la eficiencia operativa. Los datos también permiten a las organizaciones optimizar la utilización de sus activos. También ayuda a los fabricantes a predecir la demanda de sus productos, lo que les permite realizar procedimientos de mantenimiento críticos durante períodos de baja demanda, de modo que las interrupciones se pueden prevenir durante períodos de gran demanda.

Para poder aprovechar de manera efectiva el valor que se puede obtener del análisis de datos, se debe hacer un cambio cultural en la forma en que las organizaciones abordan el análisis. Este cambio cultural se puede describir como las tres «I» del big data:

  • Invertir en recopilar, analizar y usar datos para que las empresas eviten su extinción durante la transformación digital.
  • Innovar con datos inexplorados previamente para crear nuevos productos y servicios, junto con mejores experiencias de los clientes.
  • Improvisar explorando datos y encontrando un nuevo significado, que luego se convertirá en información accionable en un ciclo continuo de datos.

La transformación digital de hoy, provocada por la explosión de datos y dispositivos conectados, debe verse como un mundo de oportunidades para las empresas. La exploración de datos para encontrar un nuevo significado darán lugar a una serie de ideas que alimentarán el ciclo de datos continuos. 

Y bueno, bajando esto a la realidad, un estudio hecho por la AmCham, Cámara chilena norteamericana de comercio, sobre “¿Cómo se adaptan las empresas a los cambios tecnológicos, sociales y económicos?” se revela que la big data es la principal tecnología que marcará las industrias, y se incorporará como tecnología disruptiva en los próximos 3 años.

Si quieres leer la nota de Big Data, haz clic aquí.